La Osteopatía Pediátrica, por Esther De Pablo

PorEsther De Pablo

La Osteopatía Pediátrica, por Esther De Pablo

No dista mucho de la osteopatía en adultos, se sigue tratando al paciente como un todo, aunque no se realizan técnicas de thrust.

Requiere conocer las fases del parto y los tipos de presentación del feto, que podrán ser el origen de algunos problemas que aparecen en el neonato.

Las patologías más tratadas son las siguientes:

  1. Plagiocefalia:

Es la deformidad asimétrica de la cabeza ocasionada por una presión constante ejercida en una misma región, tanto dentro como fuera del útero.

Su tratamiento consiste en devolver al hueso su forma normal. Si la deformidad es leve se puede tratar sólo con cambios posturales realizados por los padres, pero si es grave habrá que combinar el tratamiento osteopático con un casco craneal.

El osteópata conoce las fases de osificación de los huesos del cráneo y, ejerciendo ligeras presiones en determinados puntos va liberando las suturas solapadas y moldeando las partes del hueso más planas y las más prominentes, hasta conseguir su forma natural gracias a que las suturas todavía no están cerradas y el bebé sigue teniendo fontanelas.

  1. Otitis:

Es más frecuente en bebés a causa de su anatomía craneal, porque la trompa de Eustaquio es más corta y más horizontal y por tanto le cuesta drenar el acúmulo de líquido.

El tratamiento osteopático consiste en liberar todas las suturas que rodean al oído y bombear la trompa para facilitar su drenaje.

  1. Tortícolis congénita:

Es la inclinación lateral y rotación hacia el lado contrario de la cabeza debido a un acortamiento y fibrosis del músculo esternocleidomastoideo.

Se puede asociar a fractura de clavícula, displasia de cadera o pie zambo.

Responde muy bien al tratamiento fisioterápico y con osteopatía se corrigen las consecuencias que genera esta postura mantenida en el cráneo (como la plagiocefalia).

  1. Cólicos del lactante:

Es una alteración en la función del sistema digestivo, que puede ir  acompañado de reflujo gastroesofágico y es más frecuente en prematuros.

Se manifiesta con llanto del bebé minutos después de la toma especialmente a partir de las 7 u 8 de la tarde.

Se trata a nivel visceral inhibiendo la tensión del sistema digestivo y a nivel craneal se libera la salida del par X (que inerva casi todo este sistema).

About the author

Esther De Pablo editor

Esther De Pablo Yepes. Fisioterapeuta. Osteopata.

Deja un comentario