Category Archive Marta Javier

PorMarta Javier

CAPSULITIS ADHESIVA

En clinica, dentro de las patologías que más nos encontramos los fisioterapeutas son las que afectan al hombro. Hoy vamos a conocer la capsulitis adhesiva u hombro congelado.

El hombro es una articulación compleja y bastante incongruente, lo que permite mayor movilidad, está compuesta a su vez por 5 articulaciones. Una de ellas es la glenohumeral, formada por la cabeza del húmero, la cavidad glenoidea, la cápsula glenohumeral, los ligamentos coracohumerales y glenohumerales, que junto al manguito rotador crean una estructura de estabilización estática y dinámica.

En la capsulitis adhesiva se produce una inflamación de la cápsula, nombrada anteriormente.

Esta patología se caracteriza por presentar un cuadro de dolor, de aparición paulatina, y limitación funcional tanto en la movilización activa como en la pasiva del hombro.

Es más común en mujeres entre los 40 y 65 años. Aunque la causa es desconocida, sí que existen unos factores de riesgo como son antecedentes de patología de hombro (tendinopatias, síndrome subacromial, cirugías), diabetes, patología tiroidea e ictus.

En algunos casos (6-17%) en un periodo de 5 años, sufren esta afectación en los dos hombros.

 

Es una patología cuyo proceso de recuperación es largo, desde los 12 a los 24 meses. La evolución cursa con 3 fases:

 

  • Fase aguda o de ¨congelamiento ¨: se caracteriza por la aparición del dolor y la rigidez de manera progresiva. Suele durar de 2 a 4 meses. En esta fase nos centramos en el control del dolor y en el trabajo de la movilidad para evitar en lo máximo posible la pérdida de esta.

 

  • Fase rígida o de ¨Congelado ¨: en esta fase el dolor suele haber disminuido y queda la rigidez en la movilidad del hombro. Por ello durante esta fase el objetivo es trabajar esa movilidad tanto activa como pasiva. Esta fase comprende entre 4 y 8 meses.

 

  • Fase de recuperación o ¨descongelamiento¨: se caracteriza por la mejora progresiva y espontánea de la movilidad. Transcurre entre los 6 y 24 meses. Hay veces que se pierde entre un 7-15% de la movilidad.

 

Para un buen manejo de esta patología y que la fase de recuperación no se alargue mucho, es recomendable comenzar con un tratamiento precoz, por ello en Circe fisioterapia recomendamos que si presentas dolor y rigidez en el hombro acudas al fisioterapeuta para valorar el hombro, y evitar el agravamiento del cuadro clínico.

 

El tratamiento de dicha patología consiste en:

 

  • Normalizar el tono de la musculatura, mediante terapia manual o punción seca.
  • Técnicas de movilidad de las articulaciones.
  • Ejercicio terapéutico.
  • Educación del dolor.

 

En Circe Fisioterapia contamos con un equipo multidisciplinar que te ayudara en el tratamiento y recuperación de dicha patología. Estamos a su disposición para cualquier duda o consulta.

PorMarta Javier

CONDROPATIA O CONDROMALACIA ROTULIANA, ¿QUÉ ES?

Son muchas las lesiones que pueden afectar a nuestras rodillas. Una muy habitual entre los adolescentes y los adultos jóvenes, tanto deportistas como no deportistas, es la condropatía rotuliana.

Esta lesión se produce por el desgaste del cartílago articular que se encuentra entre la rótula y la superficie del fémur que forma parte de la rodilla.

Se caracteriza por presentar un dolor interno en la rodilla (por detrás de la rótula) que aumenta en posición de flexión mantenida y en movimientos de flexo extensión, como al subir y bajar escaleras.

Imagen relacionada

Esta patología se produce por fricción de la rótula y de la superficie distal del fémur que irá desgastando el cartílago. Es debido a distintos factores como alteraciones anatómicas, desequilibrio muscular, traumatismos, sobrepeso, deportes de impacto, alteraciones vasculares y lesiones antiguas en los miembros inferiores.

El diagnóstico de dicha patología se realiza a través de resonancia magnética y unos test específicos. Hay cuatro grados de afectación del cartílago:

Grado I: reblandecimiento del cartílago.

Grado II: lesión menor del 50% del cartílago.

Grado III: lesión mayor del 50% del cartílago.

Grado IV: lesión del hueso subcondral.

Desde el ámbito de la fisioterapia se realiza un tratamiento conservador de dicha patología, el cual consiste en una fase analgésica y antiinflamatoria, seguido de una fase de potenciación y readaptación.

En Circe Fisioterapia contamos con un equipo multidisciplinar de fisioterapeutas, recuperadores, entrenadores personales y podólogo para poder afrontar esta patología en todas sus fases y de manera personalizada a cada uno de nuestros pacientes.

PorMarta Javier

Drenaje Linfático Manual (DLM), nueva técnica de fisioterapia

En el primer post del blog dimos a conocer un poco que era la fisioterapia y la diversidad de técnicas de abordaje que forman a un fisioterapeuta, según cual o cuales haya sido la elección de formación postgrado.

Una de las técnicas en las que se puede especializar un fisioterapeuta es el Drenaje Linfático Manual (DLM), tratamiento que hasta hace unos 50 años estaba en manos de la Medicina y ahora es una competencia de la Fisioterapia.

Conozcamos un poco en qué consiste. El Drenaje Linfático Manual es un tratamiento de técnicas manuales donde se realizan maniobras de baja presión (aprox. 40mmHg) y lentas. Dependiendo del método utilizado las maniobras son diferentes, por ejemplo en el caso de Vodder (doctor que desarrollo el DLM) son maniobras de bombeo, circulares y planas que sigue unos protocolos de tratamiento según cada patología; en el caso del método Godoy (médico brasileño, creador del método Global de Terapia Linfática y que actualmente está en auge consiguiendo muy buenos resultados) realiza maniobras planas y de deslizamiento. Todos los tratamientos combinan las maniobras de terapia manual con vendaje de compresión, cuidados de la piel y ejercicios.

Este tipo de tratamiento está indicado en edemas primarios o secundarios de origen linfático, postraumáticos o postquirúrgicos (linfedemas), en trastornos reumáticos, neumológicos, digestivos como el estreñimiento,  estadios agudos de lesiones traumáticas, cicatrices

Estas patologías/alteraciones se ven beneficiadas por los efectos drenantes, relajantes, analgésicos e inmunológicos que aporta el DLM.

En próximas entradas hablaremos de los distintos métodos de tratamiento y conoceremos mas en profundidad que es un linfedema y sus tipos.

PorMarta Javier

Conociendo la fisioterapia, por Marta Javier

Uno de los principales problemas de la fisioterapia es la visión que tienen los pacientes sobre ella. En este post, explicamos en qué consiste este área.

Habitualmente escuchamos a la gente relacionar la fisioterapia con el masaje y vemos publicadas viñetas con las cuales los fisioterapeutas nos vemos reflejados cada vez que decimos nuestra profesión.

Para que esto deje de ocurrirnos daremos a conocer en este blog en qué consiste nuestra profesión.

Tal y como recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la definición de fisioterapia es la ciencia del tratamiento que incluye ejercicio terapéutico, calor, frio, luz, agua, masaje y electricidad además de técnicas de diagnóstico, es cierto que el masaje o mejor conocido en este mundillo, la masoterapia, la cual consta de diversos tipos de técnicas (presión, fricción, técnicas fasciales, neuromusculares…), ha sido y es uno de los tratamientos más utilizados debido a los efectos que tiene para el tratamiento de patologías. Los efectos que encontramos:

- Efecto antiálgico: disminución del dolor.

- Efecto vasodilatador: aumento de la circulación sanguínea y linfática, lo cual permitirá un mejor aporte de nutrientes al tejido y facilitara la eliminación de sustancias de desecho metabólico acumulados por la inflamación y daño tisular.

- Relajación muscular: por la interrupción del ciclo dolor-tensión-dolor y la mejora del trofismo muscular.

- Efecto psicológico o psicoemocionales: alivio de la ansiedad, la depresión y el estrés.

Pero además de esta técnica contamos con el conocimiento de otras técnicas tanto conservadoras como invasivas que nos permiten realizar un tratamiento completo adaptado a cada paciente y su patología. Como por ejemplo: movilizaciones y manipulaciones, Maitland, Mulligan, ejercicio terapéutico, terapia craneosacral, estiramientos, drenaje linfático manual, punción seca, EPI®, electroterapia… Todas ellas con bastante evidencia científica publicada, que nos demuestra la efectividad y eficacia de las mismas.

En próximos posts iremos dando a conocer cada una de las distintas técnicas.

Por todo ello confía en el fisioterapeuta y su elección de las distintas técnicas basado en el razonamiento clínico, siempre bajo el consentimiento del paciente, de esta forma se conseguirá un tratamiento completo.

En Circe Fisioterapia contamos con un equipo formado y con experiencia en distintas técnicas, estamos a vuestra disposición para ayudaros y resolver dudas sobre vuestras patologías.

MARTA JAVIER SIMÓN

Fisioterapeuta

Máster en Terapia Manual ortopedia

Experta en Drenaje Linfático Manual

Experta en punción seca